ARCHIVO DE BALVANERA

viernes, 11 de marzo de 2016

Charla Debate "La mujer en los movimientos sociales" 9-03-16

Charla Debate "La mujer en los movimientos sociales"

Para este día de la mujer el "Pasquín de Balvanera" no podía quedar atrás, sin convocatoria multitudinaria era hora de revisar entre las organizaciones sociales en que había quedado la tarea para el hogar. ¿Cómo viven las mujeres hoy en día?



 La pregunta es amplia pero hay dos respuestas; borregas o rebeldes. Para abarcar lo primero iremos hacia lo segundo ¿Cómo es una mujer luchadora? ¿Cómo vive? Entramos en el terreno de la complejidad; mujeres militantes de agrupaciones netamente *políticas*, agrupaciones que se niegan a poner en tela de juicio como sus *machos* militantes tratan a las mujeres, sus compañeras, en la vida privada.

Desde la FORA, Liberatorias e Insumisas caen en la biblioteca José Ingenieros las oradoras centrales, las disertantes, y entre el público hay de todo, militantes históricas, y ex compañeras de la fora entre varones que se interesaron en la temática.

La charla debate empieza un poco más tarde de las 18.30hs, da tiempo a acomodarse, charlar, ponerse en clima, ver que hay para leer en la José Ingenieros, amplísima biblioteca de acceso libre. A decir verdad empieza 1 hora después de la hora pautada, pero nadie se queja, muchos se conocen, seguramente se cocinaron algunos detalles de lo que se hablaría y que daría pie a la discusión porvenir ¿Cuál es el papel de la mujer en los movimientos sociales?

----------

Comienza una compañera de la FORA; EN los sindicatos no hay mujeres en el poder, pero para los trabajos comunes desde la búsqueda laboral tenemos que ser a prueba de todo.

Tolerantes ante la presión, preferentemente sin hijos y soltera, cuando es ilegal filtrar gente por su vida privada. La mujer no serviría para dirigir o mandar, pero si para ser acosada desde el minuto uno; probarse calzas o ropa, hacerse test de embarazo y cobrar un porcentaje de 27,2 puntos menor en promedio que los varones.

Aquí la mujer sufre la doble explotación; En el trabajo, y antes en la casa, donde hace todo sin derecho a reclamar un cambio de rol. Pero cuando en el sindicato no se les da bola a las mujeres ya se habla de una triple explotación; casa, trabajo y sindicatos.

Es triste aclarar que las feministas no luchan contra el macho sino contra el patriarcado, contra estas relaciones de poder desigual. Luchan por lograr que se las escuche y que les den respeto a todas por igual. Lo que es típico; un problema de mujer no lo podemos comentar entre hombres. Cuando se habló de hacer talleres para mujeres hubo resistencia en la FORA, dado que todo planteo no sindical pareciera ser un "desvío" de la meta principal; lograr mejoras laborales que dignifiquen la vida del hombre (¿y la mujer?).

La lucha fue paulatina, lenta, pero se logró y ahora se está hablando de porque una mujer para liderar o ser escuchada deba si o si ser avasallante como los varones. ¿Con que necesidad?.

Entre las asistentes, indignada, sale una voz firme; “El acoso compañera, el acoso”. Se habla de violencia pero se quiere puntualizar algo que está en boga; el acoso a la mujer, el acoso es una palabra a destacar en esta época. Para entender la historia de las mujeres hay que reconstruir la historia del anti patriarcado de la mano con los movimientos sociales.

---

Una compañera que participó de movimientos piqueteros comienza a explayarse sobre su experiencia: Trabajó en un movimiento territorial, autogestivo, dando educación en salud y ambiente.

Hubo resistencia a espacios de mujeres entre piqueteros, y se tuvieron que apoyar en el encuentro nacional de mujeres que fue recibido como un hito de gran positividad. Notaron que la mujer en el movimiento piquetero comenzó “intuitivamente” a ocupar roles necesarios pero que en su lado negativo continuaban posicionando a la mujer en trabajos menos especializados y más ligados al servilismo. Comedores y merenderos se organizan con éxito pero seguían alimentando el estereotipo de los atributos de lo que una mujer es capaz de hacer; De cocinar para 5 en casa pasaron a cocinar para 100 en el movimiento piquetero. No era la idea.

Fueron mas lejos, había que capacitar a las mujeres con oficios, igualar el piso de condiciones. Pero se evidenció otra traba, no intelectual sino del impedimento que son a veces los ciclos en que una mujer está condicionada a tener que elegir; entre la maternidad y el trabajo, entre la crianza de hijos o la militancia. Los varones parecían resolver esto de una manera más eficaz, claramente en desmedro de la mujer. Cuando la economía se ajusta, hay cierres de padrones sociales, el ajuste cae sobre la espalda de la mujer, es ella en quién se delega el ahorro máximo de los recursos, donde debe poner su fuerza de trabajo extra; bordando, cosiendo ropa mal trecha, cocinando y
trabajando más en casa. Por otro lado desde el aspecto discursivo se dieron cuenta de que se habla de la mujer como género cuando se habla de violencia. El meta mensaje se vuelve que la mujer es víctima, y hay que romper con esa idea; cuando se habla de mujer se pueden hablar de mil cosas más que de violencia.

Las mujeres hacemos otras cosas. Se apuntó a la diversidad del movimiento, y por eso se dieron hincapiés para armar grupos como las “tortas de barrio” tratando de incluir a las mujeres con deseos sexuales no heterosexuales. Haciendo un recuento de como inició dice “arrancamos sin saber que teníamos adentro, íbamos con un manual de kapeluz horrible explicando que es un ovario”.

Aludiendo a que la mujer era en una primera época un “elemento biológico; humano con útero y ovarios” y que para entender había que ir más profundamente, a su complejidad en el tejido social y las relaciones de poder de las que era sujeto-víctima de la sociedad hetero patriarcal. Finalmente destaca que el feminismo es una herramienta de lucha, que está al servicio del movimiento popular.

-----------

Entre aplausos asoma otra voz, esta vez de una compañera de Insumisas. Cuenta brevemente como las mujeres tenían mayoría implicada en el área de informática en el comienzo, pero que cuando sucedieron las carreras universitarias el cupo fue cubierto mayoritariamente por varones. ¿La explicación?

Según mujeres egresadas los juegos de la infancia fueron determinantes para que ellas pudieran desarrollarse plenamente en un ámbito de ensayo-error del área técnica más dura de la informática. “Las mujeres somos censuradas cuando nos equivocamos. Nuestras habilidades cognitivas se restringen y por eso tenemos una inferioridad de condiciones de base para desarrollarnos en áreas tecnológicas.”

----

Otra voz; esta vez un dato; está en línea el texto; ROMPER EL SILENCIO. APORTES PARA UN DEBATE SOBRE ABUSO SEXUAL INFANTIL. Creado por la agrupación INSUMISAS que es un trabajo integral sobre el tema.

https://drive.google.com/file/d/0BxZ85SKrB_P3elFHbUR2UDY1Q1k/view?pref=2&pli=1


Una participante desde 1992 de la biblioteca José ingenieros habla: Forma parte de Liberatorias, el lema es la inclusión de alguien en rol de subordinación, ayudar a ser mujeres libres convirtiendo el dolor en lucha. La marca de la violencia machista tuvo como víctima a una activista anarquista que fue maltratada por sus propios compañeros; El relato es el de Sara Berenguer, que está en su libro “Entre el sol y la tormenta”. En él relata que cuando era adulta sus compañeros de militancia se rieron de las mujeres organizadas y eso le trajo a la memoria cuando tenía 12 años y trabajando en una carnicería cargando reses el empleado le tocó las tetas.

Volviendo a la charla debate la miembro de Liberatorias sigue; “El machismo en las organizaciones se nota cuando el más participativo se quiere quedar con todas las mujeres.”

Otro relato de cruda violencia machista en un ámbito de trabajo y militancia; Cuando fue lo de la fábrica recuperada de Brukman (En BALVANERA), las obreras sin patrón estuvieron varios días tomando el edificio. Una de las obreras temía a su marido, que era muy violento, y no deseaba volver a su casa.

Sin embargo una compañera de la misma fábrica se ofreció a acompañarla. El gesto de compañerismo fue para ella un ejemplo de cómo deberían proceder todas las mujeres para protegerse. En otros casos mencionó como la incoherencia de compañeros que predican una ideología pero que cuando nadie sospecha violan a sus compañeras entre tomas, acampes o actividades recreativas como campamentos. La conducta de disociación típica, que es estrategia válida para que el resto los encubra bajo el beneficio de la duda sobre la “probidad” de la mujer (que se vuelve en una provocadora del abuso).

Emma Goldman, una activista muy reconocida por los derechos de la mujer también sufrió la discriminación. En 1938, cuando ya estaba pronta la rendición de los españoles republicanos (sus aliados) fue la primera vez que la invitaron a una asamblea general. Nunca antes, la habían invitado, y ahora que estaban “perdidos” la dejaban entrar. Hay un momento de cuestionamiento ¿Por qué en el pasado se llevaron a cabo tan buenas ideas y hoy que nos creemos tan avanzados no las ponemos nuevamente en práctica?
Habla de las “Guarderias volantes” y del “cuidado de los niños por parte de los militantes” que además incluía una charla con el marido que se quedaba en casa para enseñarle que cuidar a los niños y dejar que su mujer también vaya a las asambleas es revolucionario.

“Hay una triste realidad, las mujeres que están mejor en este mundo capitalista, son las mimosas del patriarcado. la cuestión de genero no es solo pertinente a las mujeres” Se editó una revista íntegramente realizada por mujeres; “La voz de la mujer”, donde al sexto número habían redactado un comunicado denunciando a todos los varones que les pegaban a sus mujeres o abusaban de ellas.

“La voz de la mujer” era como un suplemento de una organización más grande, anarquista. La cuestión que el número sexto desapareció, o nunca fue editado. Todas las mujeres fueron desplazadas y se editó un número séptimo donde el comité de varones encargado de “la voz de la mujer” acusaba a todas de estar coqueteando con el enemigo. La revista se discontinuó en el número 9.

---

Otra voz interrumpe: Tenemos que denunciar, no hacia afuera, al abusador externo, sino también denunciar internamente porque es una forma de salud y una coherencia. Debemos estar contra la defensa coorporativa de compañeros acosadores de mujeres. Si nos dejamos llevar por el corporativismo entonces estamos ante un vale todo, que es igual que decir estamos viviendo un fascismo. La violencia pasa por el chiste sexista, por dejarnos fuera, por desmerecer nuestra palabra, no darnos la oportunidad de desarrollar otras aptitudes que son consideradas masculinas, a creer solo te violan cuando te penetran con el pene.

Violencia es que te digan por ser mujer; “Vos trae mate que yo tengo que medirme la chota con el compañero” (Alusión a una discusión política donde uno quiere vencer al otro con “mejores” argumentos). La violencia es el discurso negador de todas las organizaciones (Se mencionó el escándalo de Megafón, por ejemplo, quienes defendieron a un acosador denunciado). Por eso debe haber juntadas de mujeres de todos los espacios. El broche de oro viene ahora; la lectura de una poesía escrita por una de las disertantes; “Las mujeres y la doble” (Esta también el audio de su lectura).
https://www.facebook.com/notes/insu-misas/palabras-insumisas/542390932606875

El doble hay que demostrar
el doble tenes que esforzarte el doble te hacen trabajar
el doble te exigen
el doble sufrís
el doble "tenes que agradecer".

El doble te tenes que defender el doble te lo hacen pagar.

El doble te humillan, te usan, te persiguen, te acosan, te maltratan, te pegan, te abusan, te violan, te asesinan.

Nos asesinan.

La mitad te pagan,
la mitad "servís"
y servís a toda la otra mitad.

La mitad de alguien ó de algo sos,
la mitad te hacen sentir porque algo siempre te "falta" y atrás de la otra mitad te ubican.

Estás incompleta no lo entendes
y tampoco te entienden.

La mitad decís,
la mitad callás,
la mitad te hacen creer que luchas.

No sos una sola, porque somos muchas.
¡Entonces el doble lucharemos!
¡A la mitad nunca nada dejaremos!
Las mujeres se organizan: la clase avanza.

Marzo del 2016, A.

Se soltaron algunas lágrimas, se paran solemnemente y pasan esparcirse por el patio, la biblioteca, el pasillo, la calle… en encuentro ha finalizado pero las ganas de luchar harán que “nos encontremos siempre juntas”. Minutos antes emociones encontradas, la ira y la indignación sobre como un militante de la FORA había puteado, ninguneado, y amenazado a mujeres porque “no se pintaban” o porque “se organizaban”.

Indignación porque en el 2016 gente de la FORA puso en duda a las víctimas, y cobijaba al victimario. Tristeza porque incluso mujeres defendían al acusado.

Ya no más silencio.

Compartiendo este encuentro, es que quisimos homenajear a las mujeres.

No por tener útero.
Sino por ser ejemplo de lucha.

“De Balvanera”.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada