ARCHIVO DE BALVANERA

lunes, 18 de abril de 2016

Día de la tierra: Invitación Sábado 23/04

DIA DE LA TIERRA: MEXICO 2747, BALVANERA.


Se celebra el día de la Tierra porque en yanquilandia les dio culpa ser la sociedad más contaminante del mundo y a partir de ahí, con miles de universidades y decenas de miles de colegios se pusieron a impartir conciencia ecológica.


¿De que trata el ecologismo en Balvanera? Se trata de cuidarnos a nosotros mismos. Somos monos que necesitan agua y oxígeno, si vivimos infestados de humo de autos, si rompemos y no replantamos árboles, si contaminamos el agua potable con los desperdicios de las fábricas entonces los monitos se morirán y obviamente empezando por los peor alimentados y sin obra social. (Típico caso de ciudadano de Balvanera).

Necesitamos silencio, comer bien, comida sana, no enferma ni llena de pesticidas ni conservantes. Necesitamos respirar aire no enviciado, necesitamos tener vistas lejanas, no paredes que nos cortan toda visibilidad, paredes y edificios.

Necesitamos andar descalzos, pero en vez de eso mujeres usan plataformas que les desvían la columna, los varones ahogan su piel con zapatos que no les dejan respirar y se llenan de hongos y parásitos. Pero ¿Cómo andar descalzo en Balvanera? Barrio lleno de mierda de perro, clavos, vidrios, asperezas angulosas y chicles, moho, polvo, grasa de auto, líquido de baterías, asfalto impermeable, alambres y resortes de algún juguete roto, plásticos afilados, bolsas de basura que gotean podredumbre, agua sucia y lavandinosa que sale de la pizzería ugi’s, de la carnicería o del chino... etc etc. y por todo esto terminamos gastando caucho para proteger nuestras patas traseras.

El día de la tierra tiene particular simbolismo en Balvanera; Un barrio lleno de desterrados; bolivianos, paraguayos, chinos, judíos, santiagueños, tucumanos, salteños, peruanos, dominicanos y ahora se agregan "panameños"

Un barrio lleno de desterrados y también de gente sin tierra, linyeras, okupas, "niños poxi" y la gran mayoría de inquilinos. Sin tierra propia, sin departamento; un plebeyo medieval se indignaría de nuestra miserable vida, nos diría:
-Yo en su lugar me iría a otro reino. Donde le dejen ejercer su oficio libremente y donde pueda gobernar sobre la producción de una parcela ante un noble déspota pero noble al fin.

Esencial es tener en cuenta que la tierra, el bien más preciado dado que da valor al resto de los bienes, por geografía comercial, por estrategia bélica, por producción agrícola, por vivienda... la tierra no aumenta su acceso a la gente. Las plazas más abarrotadas y cementadas, y donde tendría que haber un Parque de la Estación, (en una plaza Fumarola cerrada por inacción de la Comuna y el Gobierno de la ciudad) en dicho Parque de la Estación zonificado como UP (urbanización parque) se ha decidido seguir dilatando la construcción de un parque público para reformar un edificio obsoleto, gastando millones con el propósito de hacer un gueto de manteros o vendedores ambulantes que en su mayoría siquiera tiene interés en ir a un lugar donde no habrá afluencia de gente, es zona muerta, zona ferrobiaria muerta, zona sin tierra, un no lugar es un "terreno inhabitable" "intransitable" y queda en el corazón de Balvanera. ¿Que tul?.

El día de la Tierra Balvanera está rodeada de innobles, especuladores inmobiliarios que pavimentan todos los terrenos "ociosos" que por el milagro de la vida son completamente verdes, llenos de arbustos, de hormigas, de palomas que vuelan bajo y miran insectos, de orugas, de flores de hiervas silvestres, ordinarias comunes , pinchosas, feas, sin olor, desgarbadas pero sin embargo verdes y milagrosas.

Estos terrenos, esta poca tierra que nos queda (porque las plazas ya son una placa de cemento donde poner juegos timberos antes que una hamaca y un tobogán), en estos terrenos privados y ociosos (porque ocio es la vida silvestre que crece desinteresadamente en esta tierra fértil como la mujer , fértil como nuestras madres al darnos a luz) estos terrenos privados son el recuerdo vivo, tapado por grandes chapones con publicidad, de que la tierra es el sitio donde pertenecemos; no estos muros que débiles sucumben por el pasto más humilde y se agrietan.

Pensando que la gran "Agencia de Bienes Sociedad del Estado" quiere apropiarse de nuestras tierras y sueños de una ciudad inclusiva es que tenemos que celebrar el día de la tierra, admirando a aquellos que se encargan de difundir el ideal de la ecología, que no es más que la sabiduría de dejar a la naturaleza trabajar sin intervenir agresivamente en sus designios.

Mientras la ciudad se dirime entre legisladores inescrupulosos que hacen un pacto Pro+K, la otra ciudad no dirime nada; se apropia de espacios colectivos para llevar adelante una manifestación vitalista, de pura vida, y convencimiento en el que la Tierra es nuestra, y aunque nos "venzan" la guerra no termina.

Como el pasto más débil que anida en las fisuras de la pared y en ella haya el camino, en que la fisura se abre de abajo hacia arriba, abajo donde los cimientos del edificio más reforzados se han construido, es donde el pasto anida, y abre paso a una semilla de mayor envergadura.

Como ese pasto somos, y nuestra semilla no es sino la acción colectiva para tirar abajo este edificio llamado Estado, vetusto, idiota, inútil, estúpido, obsoleto, mercado dependiente, injusto, opresor, lento, ruidoso, cómplice, silencioso y más que nada; muerto. Para nada vivo, nada que ver con nosotros.

De Balvanera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada